Bases para un “Currículum de emergencia climática”

Cuando la Ministra de Transición Ecológica Teresa Ribera se reunió con #EA26 el pasado mes de junio en el Decálogo presentado por #EA26 se manifestó la necesidad poner en marcha un “Currículum de emergencia climática” en los centros educativos.

Desde entonces estoy preguntándome qué significa realmente esto, y cómo se puede transformar en algo más que un eslogan o una frase afortunada, en esta línea escribo esta entrada que no pretende más que contribuir al debate sobre como los centros educativos pueden contribuir a la suma de esfuerzos, que como sociedad y como personas, tenemos que realizar para cumplir con los objetivos de la Cumbre de París antes de 2030 y así, afrontar con éxito el reto planetario de frenar el cambio climático.

Partiendo de una visión amplia del currículum, que considere todos los elementos que intervienen en el proceso de enseñanza-aprendizaje (programación, contenidos, metodología, recursos, horarios, espacios, instalaciones, relaciones con el entorno, etc.) se plantean una serie de aspectos que se podrían tener en cuenta para ir construyendo un “Currículum de emergencia climática” , que necesariamente debe estar vinculado a un “Plan de Centro” que tuviera como eje la sostenibilidad ambiental y el cambio climático.

Los centros educativos podrán ir incorporando (según sus características, situación, posibilidades y la voluntad del Claustro del Profesorado y del Consejo Escolar) de forma progresiva metodologías, contenidos o programas relacionados con las líneas de intervención que se proponen. Muchos centros ya están aplicando propuestas en este sentido. En el desarrollo de cada punto, a modo de ejemplo, se incluyen enlaces a experiencias que ya están funcionando y que muestran que es posible ponerlas en marcha.

Un “Currículum de emergencia climática” significa ir incorporando al Plan de Centro y a su ideario la problemática ambiental derivada del cambio climático, como un eje prioritario de su labor educativa y social, desarrollando medidas ambientales y educativas que ayuden a frenarlo y al que tenemos que adaptarnos.

1.- Incorporar los valores y principios de la Educación Ambiental en la práctica docente.

Una escuela en transición ecológica ha de tener como referencia unos valores que animen a la sociedad a caminar hacia un modelo de relación con el entorno no consumista, solidario con las personas, respetuoso con el medio ambiente y donde el dialogo, la equidad, la acción pro-ambiental y el apoyo mutuo sean sus señas de identidad. Una visión del futuro que ponga la vida, y no el dinero, en el centro de la organización social, política y económica.

Unos valores que fomenten la solidaridad y la cooperación que compartan el reto planetario que suponen los Objetivos de Desarrollo Sostenible y los principios expresados en el Libro Blanco de la Educación Ambiental en España.

2.- Utilizar en las aulas metodologías investigativas.

Un currículum de este estilo debe desarrollar metodologías investigativas propias de la Educación Ambiental, como el Aprendizaje Basado en Proyectos (ABP), el Aprendizaje Servicio (ApS), la clase invertida, etc.  que fomenten la participación democrática del alumnado, el pensamiento crítico y rompa la lógica parcelada de las asignaturas y los contenidos cerrados de los libros de texto. En definitiva, una metodología que permita al alumnado trabajar y aportar soluciones a problemas socio-ambientales, una metodología que incluya la realización de auditorías ambientales realizadas por el profesorado y el alumnado, que plantee fórmulas de mejora ambiental, no solo del propio centro, sino también del entorno que le rodea.

3.- Incorporar la sostenibilidad ambiental y la crisis climática de forma transversal en todas las materias y proyectos.

Los contenidos debieran estar vinculados a la experiencia cotidiana del alumnado, incorporando de forma transversal la sostenibilidad ambiental en todas las materias y proyectos, planteando temas de estudio relacionados con el cambio climático y las respuestas que se puedan dar para frenarlo desde su casa, centro, municipio, región o incluso el planeta dependiendo de los niveles educativos a los que nos refiramos.

Unos contenidos o propuestas de estudio que no solo busquen la adquisición de conocimientos conceptuales, sino que potencien el desarrollo del pensamiento crítico en el alumnado y que faciliten el desarrollo de las competencias clave, quizás incluyendo una más, una nueva que se podría llamar “Competencia climática o para la sostenibilidad”. Esta haría referencia a la capacidad de aplicar los conocimientos en materia de medio ambiente y cambio climático en la toma de decisiones cotidianas de forma que empodere al alumnado como agentes de cambio ecosocial en su centro y en el entorno.

  • Muchos centros del Programa Aldea de la Junta de Andalucía ya lo están incorporando.

4.- Potenciar la vinculación del centro y la comunidad educativa con el entorno.

El desarrollo de un “Currículum de emergencia climática” debe ampliar su acción educativa y ambiental al entorno en el que está situado. De esta forma, la problemática ambiental de su barrio o municipio también podrá ser objeto de estudio, facilitando la participación de la comunidad educativa en la propuesta y desarrollo de medidas de sostenibilidad para su entorno más inmediato.

Las salidas al medio natural, a los Centros de Educación Ambiental y la educación “al aire libre” deben formar parte de la programación en todos los niveles educativos.

Además, tiene que colaborar especialmente en el medio rural con las asociaciones o autoridades del municipio, para crear un entorno amable y saludable, que amplíe la experiencia formativa escolar, que de la posibilidad de realizar actividades pro-ambientales en el entorno participando en reforestaciones, campañas de sensibilización, voluntariado ambiental o bien de carácter solidario con colectivos en riesgo de exclusión social.

5.- Poner en marcha comedores ecológicos y saludables.

El comedor escolar ha de ser también un espacio educativo que este en coherencia con la filosofía ecológica del centro, utilizando materia prima de cultivo ecológico, de temporada y de cercanía, planteando dietas más saludables mediante la reducción de la ingesta de proteína animal, azúcares y grasas.

Convertir el comedor escolar en un comedor ecológico y saludable, significa educar a toda la comunidad educativa en un modelo alimentario agroecológico que permita trabajar con el alumnado, las familias, el profesorado y los equipos de cocina hábitos de alimentación mediante la elaboración de menús equilibrados y más saludables que, además, permitan disminuir el enorme impacto ambiental del sistema agroalimentario industrial, que es uno de los principales agentes de la crisis climática.

6.- Convertir los patios escolares en “islas verdes”.

Naturalizar los patios escolares, reduciendo considerablemente los espacios cementados dedicados a la práctica deportiva (utilizados principalmente por los chicos) creando zonas verdes que actúen como sumideros de carbono y favorezcan la regulación climática. Hablamos de zonas arboladas, huertos escolares, jardines de aromáticas, jardines verticales, arriates, etc., que no sólo constituyen espacios de convivencia y desarrollo para los chicos y chicas, sino que también son estupendos recursos para la práctica docente, pudiendo dar lugar a zonas de estudio, lectura, aventura e, incluso, emplearse como aula al aire libre.

7.- Buscar fórmulas de movilidad sostenible para el alumnado y el profesorado.

Colaborando con las AMPAs y los Ayuntamientos en la creación de entornos escolares seguros y saludables, que incluyan caminos escolares que permitan el ir caminando o en bicicleta al centro educativo de forma confortable y segura. Esto favorecerá no sólo el desarrollo autónomo de los chicos y chicas, sino que además permita reducir las emisiones debidas al tráfico de vehículos en las horas de entrada y salida de los centros educativos, esto complementado con medidas como la organización de “pedibus” o favoreciendo la utilización del coche compartido por las familias y por el profesorado. .

8.- Caminar a ser un centro educativo de cero emisiones.

Un centro que desarrolla un “Currículum de Emergencia Climática” debe caminar a convertirse en un centro de cero emisiones, que además, incluya medidas de bioclimatización y de adaptación, de forma que haya una coherencia entre el discurso pedagógico y sus instalaciones, y que además pueda servir de ejemplo para la comunidad en que este inserto, mediante el diseño y desarrollo de un plan para la mejora de la eficiencia energética, la instalación de sistemas de climatización pasiva o/y la producción de energía con placas fotovoltaicas, diseñar un sistema de compra sostenible y la utilización responsable de los objetos plásticos de un solo uso, las “toallitas”, el material escolar, en los productos de limpieza, etc.

9.- Implantar auditorías ambientales que evalúen los logros y planteen mejoras.

En un “Currículum de emergencia climática” la evaluación debe incluir criterios de sostenibilidad realizando un análisis y reflexión sobre las actuaciones realizadas y los logros alcanzados en temas como la disminución de emisiones, el ahorro de agua y energía, la utilización de materiales, la calidad ambiental del entorno o la evolución de los comportamientos pro-ambientales de los chicos, las chicas y el profesorado.

10.- Declarar el centro educativo en emergencia climática.

Esto significa centrar el currículo escolar en torno a la crisis ecosocial y el cambio climático y desarrollarlo teniendo siempre en cuenta los principios de interdependencia y de ecodependencia que rigen nuestra existencia, también significa unirse a un proyecto de corresponsabilidad planetaria guiado por valores de solidaridad y respeto al medio ambiente y a las personas, que permite alertar a la comunidad educativa de la gravedad del problema y facilitar la comprensión y colaboración con las medidas y proyectos que se vayan a desarrollar.

Además, puede animar y servir de ejemplo a otros centros y entidades del entorno a seguir el mismo camino y facilitará el apoyo a las iniciativas que surjan de la comunidad educativa dirigidas a frenar el cambio climático y adaptarnos a sus consecuencias.

La puesta en marcha de las medidas que se proponen necesariamente lleva consigo cambios legislativos, cambios en las infraestructuras e instalaciones, formación del profesorado, implicación de los claustros, del Consejo escolar, apoyo municipal, etc. 

Aunque se puede ir poniendo en marcha a distintos niveles (aula, centro, municipio, etc.) sería necesario un acuerdo de todas las fuerzas políticas para impulsarlo.

Han realizado aportaciones que han mejorado el documento inicial miembros del equipo de Argos. Proyectos educativos y de #EA26 a título personal.

Si conoces o desarrollas iniciativas o proyectos en esta línea las puedes compartir como comentario. Gracias.

 

Publicado en Cambio climático, Educación, Medio ambiente, Sostenibilidad, Textos y reflexiones | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Caja de recursos educativos por la emergencia climática.

La caja de recursos educativos para la emergencia climática es una guía de materiales de educación ambiental que el Centro de Educación Ambiental de la Comunitat Valenciana (CEACV) pone a disposición de todas aquellas personas interesadas en trabajar el cambio climático desde una perspectiva educativa.

La mayor parte de estos recursos han sido elaborados por el personal educativo del CEACV y la misma caja de recursos forma parte del Plan de compromisos para la acción de la La Educación Ambiental en Ruta (Guia EAR).

Puedes acceder a todos los contenidos pinchando aquí o descargarte el dossier del profesorado pinchando en su portada.

Publicado en Cambio climático, CECoP, Educación, Recursos, Sostenibilidad | Etiquetado , | Deja un comentario

Auditoría de la energía en centros educativos. red Andaluza de Ecoescuelas.

Vídeo de “Argos. Proyectos educativos S.L” sobre el proceso de realización de la auditoría de la energía en los centros educativos de la Red Andaluza de Ecoescuelas

 

Publicado en Inicio | Deja un comentario

Clima Global en 2015-2019: El cambio climático se acelera

Aemetblog

El informe sobre el Clima Global presentado por la Organización Meteorológica Mundial para la Cumbre sobre la Acción Climática de las Naciones Unidas no deja lugar a dudas: las señales e impactos del cambio climático tales como el aumento del nivel del mar, la pérdida de hielo y el tiempo extremo aumentaron durante el periodo 2015-2019, que va a ser el periodo de cinco años más cálidos desde que hay registros. Por otra parte, la concentración de gases de efecto invernadero ha alcanzado niveles de récord.

9ddaa164-3c13-4c1e-ad00-808b529e17cb La temperatura media global ha aumentado 1,1ºC desde la era preindustrial y 0,2ºC comparado con el periodo 2011-2015

El Informe sobre el Estado del Clima es parte de un informe de síntesis de alto nivel, Unidos en la Ciencia, preparado por instituciones científicas de primera linea.e08d83a7-876b-4a49-b5a2-bd8c6d84b739

Más información: https://public.wmo.int/es

Ver la entrada original

Publicado en Inicio | Deja un comentario

Guía Didáctica de Educación Ambiental y Cambio Climático. Ultima edición.

Esta guía recientemente revisada de Argos. Proyectos educativos y editada por la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía fue la primera de la serie “Guías Didácticas de Educación Ambiental” que pretende facilitar la inserción de la educación ambiental en el currículum educativo, así como en los programas de ayuntamientos, asociaciones, centros de educación ambiental, etc.

Con el ánimo de ser un recurso útil para el profesorado y para los educadores y educadoras ambientales, la guía didáctica de Educación Ambiental y Cambio Climático se estructura en seis bloques en los que se ofrecen distintas herramientas. El primer bloque, denominado “El Cambio Climático”, está dedicado al análisis del fenómeno en sí, distinguiendo entre sus causas, sus evidencias, los escenarios del clima en Andalucía, su percepción, así como la repuesta social y sus posibles soluciones. En el segundo bloque de contenidos la guía trata de analizar cómo abordar el Cambio Climático desde el punto de vista de la comunicación, la participación y la educación. Para ello, entre otros aspectos reflexiona entorno a las barreras que dificultan el conocimiento y la acción y la vinculación con el currículum y las competencias básicas. En el tercer bloque, denominado “Programación de actividades de educación ambiental” se incluyen distintas actividades tipo que pueden ser utilizadas con personas de distintos niveles educativos. Los últimos tres bloques sirven como material de apoyo a través de bibliografía y páginas webs de referencia así como un glosario de términos para facilitar la comprensión del fenómeno. La guía es susceptible de ser utilizada no sólo en el contexto educativo sino también en otros ámbitos, gracias a la fácil adaptación de los recursos que ofrece.

Para descárgartelo pincha aquí.

cropped-grafica-ipcc-2018

Publicado en Cambio climático, CECoP, Educación, Inicio, Recursos, Sostenibilidad, Textos y reflexiones | Etiquetado , | Deja un comentario

Entornos escolares seguros y saludables

El seminario de Movilidad e Infancia del CENEAM está detrás de la elaboración de un texto para convertirlo en la base de una Proposición No de Ley, a presentar en el Congreso de Diputados, sobre Entornos Escolares que promocionen la salud.

Tras meses de trabajo colaborativo entre varias personas y entidades integrantes del Seminario, con el impagable empuje del ISGlobal, ConBici, APie, la Asociación Española de Pediatría o la Coordinadora Estatal de Asociaciones de Padres de Alumn@s CEAPA, y el apoyo de entidades como Ecologistas en Acción o Greenpeace, se ha dado inicio a otra fase, fundamental, de campaña de difusión pública y búsqueda de respaldos individuales y colectivos.

En la web de la campaña http://www.entornosescolares.es/ podéis encontrar materiales para descargar: un PDF que explica los motivos y las propuestas, un modelo de moción para presentar en organismos públicos y un link hacia la web de la Asociación Española de Pediatría donde se puede dar apoyo –individual y colectivo- a la PNL.

 

Además se ha creado un conjunto de materiales de promoción para la difusión de la propuesta durante la Semana de la Movilidad que podéis encontrar aquí: Entornos escolares – kit de redes sociales

ISGlobal para promocionar la propuesta de Entornos Escolares saludables durante la Semana de la Movilidad han creado Entornos escolares – kit de redes sociales

Si quieres difundir la campaña a través de Twitter   pincha aquí

Si quieres descargarte el folleto de la campaña

 

Publicado en Cambio climático, Educación, Medio ambiente, Respuestas, Sociedad, Sostenibilidad | Etiquetado , | Deja un comentario

Más botijos, menos cambio climático.

Un botijo o el búcaro es un recipiente de barro cocido, poroso, diseñado para beber y conservar fresca el agua sin la necesidad de utilizar refrigeración externa, reduciendo su temperatura interior considerablemente.

El botijo tienen grandes beneficios para el planeta, habría que hacerle un monumento a la sostenibilidad:

  • Envase de agua miles de veces reutilizable, además cuando se rompe vuelve a la tierra de la que vino sin producir contaminación alguna.
  • Ahorra de energía, el agua se enfría sin necesidad de ponerla en frigoríficos.
  • Si esta fabricado de forma artesanal contribuimos a mantener la economía local y, de alguna manera, a evitar el despoblamiento de la “España Vaciada”.

Es un objeto típico de la cultura española que funciona de la siguiente manera: El agua almacenada se filtra por los poros de la arcilla y en contacto con el ambiente seco exterior se evapora, para ello extrae parte de de la energía térmica del agua almacenada dentro del botijo por lo que está se enfría.

magen termica botijo

Cuidado:    Ni los botijos de plástico, ni los esmaltados  sirven para enfriar el agua, ya que no dejan filtrarse el agua por sus poros, además creo que no se deberían llamar botijos.

Si quieres saber algo más sobre la termodinámica del botijo pincha aquí.

Si quieres saber mucho más sobre el botijo pincha aquí.

«La sed estival, o cómo se bebe en Madrid» (Blanco y Negro, 1906)

Publicado en Divulgación científica, Inicio, Sostenibilidad | Deja un comentario

Informe Medioambiental de la Aviación Europea 2019

En este segundo Informe Medioambiental de la Aviación Europea publicado por la EASA se constata que el crecimiento continuado del sector aéreo ha reportado beneficios económicos y conectividad en el ámbito de Europa. Sin embargo, pese a que “se reconoce un incremento del impacto de las actividades de la aviación sobre el cambio climático, el ruido y la calidad del aire, afectando todo ello a la salud y la calidad de vida de los ciudadanos europeos”, y se dice lo que se va  haciendo, pero, a mi parecer queda muy corto, no se proponen medidas concretas y objetivos a alcanzar para minimizar su impacto.

El resumen ejecutivo te lo puedes descargar pinchando aquí.

 

Publicado en Cambio climático, Energía, Medio ambiente, Sostenibilidad | Etiquetado | Deja un comentario

100 medidas para la conservación de la biodiversidad en entornos urbanos.

“100 medidas para la conservación de la biodiversidad en entornos urbanos” es un manual tan práctico como riguroso en su concepción científica sobre la conservación y la mejora de la biodiversidad en nuestros pueblos y ciudades.

Ha sido elaborado por la Sociedad Española de Ornitología –SEO/BirdLife- apoyo de la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria, esta pensado para hacer de nuestros entornos urbanos espacios más ricos en biodiversidad, lo que les harán más habitables y con mejor calidad de vida para las personas que en ellos vivan.

Este manual, que debiera ser una referencia obligada para los técnicos y gestores municipales, después de una interesante introducción organiza sus recomendaciones en seis capítulos.

        • GESTIÓN MUNICIPAL
        • EXPANSIÓN URBANÍSTICA
        • EDIFICIOS E INFRAESTRUCTURAS
        • INFRAESTRUCTURA VERDE
        • ESPACIOS Y ESPECIES
        • EDUCACIÓN Y PARTICIPACIÓN

Te lo puedes descargar pinchando aquí.

Publicado en Contacto con la naturaleza., Medio ambiente, Sostenibilidad | Etiquetado | Deja un comentario

¿Cómo promover el interés por la cultura científica?

Una propuesta didáctica fundamentada para la educación científica de jóvenes de 15 a 18 años

Este texto es que está concebido como un “libro-taller”, está pensado para implicar al lector en el estudio de los problemas que plantean la enseñanza/aprendizaje de las ciencias a fin de dar soluciones a dichos problemas.

El lector se encontrará, en cada capítulo, con “propuestas de trabajo” que reclaman su participación. Ello convierte la lectura en una aproximación a la participación en un taller estructurado en torno a los problemas que plantea el proceso de enseñanza/aprendizaje, lejos de la simple transmisión/recepción de conocimientos.

El libro está estructurado en cuatro partes:

En la primera parte se muestra el carácter de objetivo social prioritario de la educación científica. Incluye un estudio sobre la importancia de la educación científica en la sociedad actual y describe un análisis de las visiones deformadas de la ciencia y la tecnología, que pueden ser transmitidas por la propia enseñanza y, por tanto, contribuir a generar actitudes de rechazo.

En la segunda parte se desarrolla un conjunto de actividades básicas del proceso de enseñanza/aprendizaje de las ciencias: El trabajo experimental, la resolución de problemas de lápiz y papel, el aprendizaje significativo de conceptos y teorías, una actividad de recapitulación y consideración de las perspectivas planteadas y, finalmente, se trabaja la evaluación como parte importante del proceso.

La tercera parte está destinada a presentar una serie de ejemplos ilustrativos sobre los temas desarrollados, bajo el nuevo enfoque desarrollado en el libro, con objeto de que las propuestas fundamentadas en la segunda parte puedan ser analizadas en su aplicación concreta. Para ello, se incluyen cinco programas de actividades en los que éstas vienen acompañadas de comentarios sobre sus objetivos,  los resultados previstos en el aula, etc.

En la cuarta parte se incluye la sección “Otras voces” en la que se recogen ejemplos de programas de actividades, así como comentarios a cada uno de los capítulos del libro, elaborados por colegas de otros equipos con una amplia experiencia en la investigación y la innovación en educación científica.

Pincha aquí o en la portada para descargarlo.

Este documento responde a una iniciativa conjunta de la Oficina Regional de Educación de la UNESCO para América Latina y el Caribe (OREALC/UNESCO Santiago), de los grupos de investigación en Didáctica de las Ciencias de las universidades de Valencia y Alicante, en España, y en el Instituto Pedagógico Latinoamericano y Caribeño (IPLAC) con sede en La Habana, con el propósito de abordar el escaso interés que las materias científicas generan entre los adolescentes, durante su educación primaria y secundaria (con la consecuente falta de candidatos para estudios científicos superiores) y de contribuir a las iniciativas de la Década de la Educación para el Desarrollo Sostenible (2005-2014), promovida por Naciones Unidas.

La edición corre a cargo de Daniel Gil Pérez (Universitat de València. España), Beatriz Macedo (OREALC/UNESCO–Santiago. Chile,), Joaquín Martínez Torregrosa (Universidad de Alicante. España), Carlos Sifredo (Ministerio de Educación. Cuba), Pablo Valdés (Instituto Superior de Tecnologías y Ciencias Aplicadas. Cuba), Amparo Vilches (Universitat de València. España).

 

Publicado en Divulgación científica, Educación, Recursos, Textos y reflexiones | Deja un comentario